ROBERTO “CORDOBÍN”

cordobin

 

Aunque una no tenga la costumbre de ir a los bares, quizás por esa saturación de la niñez  vista desde el otro lado de la barra, visitar el Cordobín es casi una obligación para cumplir con todos esos recuerdos nostálgicos que aún en este bar se pueden sentir.

 

Esa norma no escrita pero a todas luces cumplida, (casi como la licencia de apertura, el carnet de manipulador de alimentos o la obligación de poner en sitio visible los cartelines de prohibido fumar ), esa de que el tasquero para serlo en condiciones, debe exhibir un semblante más bien tirando a jeta, que predisponga al cliente a no venir tocando en excesivo los cataplines del camarero ¡vaya!,  de lo contrario otra explicación no se encuentra a esa extendida fama de la mala cara ,ya de salida, de los que detrás de la barra aguardan por uno, no solo en Boñar, una cosa de provincia debe  ser… Pues en el caso de Roberto Cordobín es la excepción, ya lo era su padre, siempre tiene algo que decir y un saludo para cada uno, por menos que te vea, por más que te despache cada día.

 

Este bar es el único testigo de otro tiempo, ahora que el Casa Blas cerró sus puertas; el “Cordobín” permanece como ambiente único de patatas, frituras, vinos de paisano y “cuatas” de pandilla, queda para lugar de reunión de los que , como referente de cuando iban con sus padres desde niños, de adolescentes con sus amigos, de estudiantes que bajaban en los recreos del recién estrenado Instituto, y también de quienes lo tenían como  cita obligada  el dia de recogida de sus hijos en el Campamento “Puente Viejo”  quizás para recordar cuando hicieron lo mismo sus padres con ellos.

 

Hacia la Plaza del Negrillón
“Bar Córdoba” hacia la Plaza del Negrillón
“Bar Córdoba” desde la Plaza del Negrillón”

 

Canción sugerida para acompañar : “El camarero” (Daniel Higiénico)

Anuncios

4 comentarios en “ROBERTO “CORDOBÍN”

  1. Cuando éramos rapacinas cuántas tertulias al calor de unas patatinas bravas en el Cordobín, siempre tan a gusto, siempre tan bien tratad@s, y eso no ha cambiado con el paso de los años, una gran persona, Roberto, una buena familia la suya, sí señor……..

  2. Siempre me acordare de mi gran amigo Roberto ,aunque estemos lejos
    no nos olvidamos de ti, recibe un fuerte abrazo por ser un gran amigo y mejor persona.
    Zoilo y Pilar.

  3. Tengo muchos recuerdos de mi niñez en ese bar, mi aya siempre me llevaba tomar mostos y patatinas, era Córdoba padre, luego Roberto y ahora sus hijos. Todos grandes personas.

Los comentarios están cerrados.