5 de MARZO: RACIONAMIENTO EN BOÑAR

De las fotografías, postales y documentos que de Boñar voy coleccionando, todo lo que tiene que ver con miserias y/o miserables va irremediablemente, y de manera natural a un compartimento estanco, tanto físico como sentimentalmente. Cómo para no contagiar al resto de las cosas de esos recuerdos, tiempo o personas que nunca debieron suceder, cómo para, también, tener un propio lugar, por importante, por imborrable, por inútil y por tan desigual e injusto entre su propia naturaleza, composición, desarrollo y resultado, como este que nos ocupa. Hoy salen un poco, para celebrar que cumplen 79 años.

Fotografía del blog "Boñar: donde más corre el agua"
Boñar, 1937 : Cupones de Racionamiento (del blog “Boñar: donde más corre el agua”)

Esta tira de cupones de Boñar esta perfectamente representada en la fotografía con los pesos y medidas reales, uno se puede hacer  idea del color del hambre por aquí en esa época si observa la imagen e intenta alimentarse del frío y la rabia con esos puñados de legumbres.

2 cabezas de ajos, 100 gr. de judías, 100 gr. de harina, 100 gr. de garbanzos, 100 gr. de arroz, 90 gr. de sal, 100 gr. de lentejas, un pan, 90 gr. de azúcar y 2 cebollas. Alimentos que en algunas ocasiones no llegaban a quitar ni la “h” de hambre, y en otras no llegaban tampoco a convertirse en tales, siendo el objeto de cambio por algún miserable tendero, que entre colocar el peso que no era, mirar el péndulo en perpendicular, o recordar al poseedor de la cartilla o cupón lo poco que iba a misa, por ejemplo, los gramos disminuían en la estraza para seguir en el saco de yute. Dicen por ahí que el hambre lo quitó más bien el extraperlo.

 

cupones racionamiento con publicidad de Las brigadas Internacionales Fotografía del blog "Boñar: donde más corre el agua"
Tira completa de cupones de racionamiento del año 1937, Boñar (del blog “Boñar: donde más corre el agua”).

De 1937 a 1952 duró esto de las cartillas y cupones de racionamiento, siendo de primera creación en todos los municipios sometidos al Gobierno legítimo de la República, mediante Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros (Gaceta de la República 5/3/1937, nº 66, página 1091). Cupones por edad, por sexo, perfectamente publicados en los boletines del Estado, que el hambre y la necesidad estaban reguladas, si anciano tanta carne, si hombre joven mas, si mujer menos… Por condición económica de la familia, por número de hijos, por posibles, pero artimañas las mismas de ahora.

En fin, que hoy hace 79 años de estos cupones de racionamiento, un 5 de marzo de 1937 fueron inventados, algunos de los que dispensaban alimentos en aquella época para los “más desfavorecidos” sacarían a sonreír los dientes de oro de 24k si pudieran adivinar este tiempo nuestro de ahora, reviviendo la transacción, menos mal que duermen felices a mil pies del Pico Cueto, ignorantes de que el negocio ya no está en la sisa del pobre sino en el atraco al Estado.

 

Fotografía del blog "Boñar: donde más corre el agua"
Cupones de racionamiento Boñar, 1937 (del blog “Boñar: donde más corre el agua”)

 

A todos los que vivieron esa época de hambre desde el lado jodido.

A aquellos comerciantes y tenderos honrados (que fueron la mayoría).

 

3 respuestas a “5 de MARZO: RACIONAMIENTO EN BOÑAR

  1. A parte de lo interesante del artículo, que me lo parece, debo indicaros que la hoja de cupones es falsa, circulan por los portales de compraventa de antigüedades cientos de ellos, de diversas localidades. Además, si no recuerdo mal, la línea de Frente estaba al norte de Boñar, por lo que no pudieron existir cupones republicanos con el reverso de las brigadas internacionales.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenos días Tomás, muchas, muchísimas gracias por la aclaración, tan valiosa. En mis entradas procuro siempre eludir o, al menos, tomar de soslayo los temas históricos u otros específicos. No pretendo más que dar una visión personal, en primera persona, por lo que tengo “oído” o vivido sobre las sensaciones que me provocan, casí siempre algunas fotografías. En este caso, he revisado el post, y lo dejaré tal y como está, solamente que la fotografía pasa a ser una recreación.
      No sabes lo mucho que me gusta recibir rectificaciones o comentarios sobre mis entradas. De todo se aprende muchisimo, bueno de personas como tú, que comparten lo que saben.
      Un saludo y de nuevo mi gratitud.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.