QUINI y LA PEÑA BARCELONISTA DE BOÑAR

“A veces pienso: ¿cómo es posible que yo, que no soy nadie, llegara tan lejos y la gente me quiera tanto?”
(Enrique Castro, QUINI)

 

Casi todos los que hemos nacido en brazos de los años 60 y 70 recordamos aquellos angustiosos veinticinco días del secuestro de Quini. No solo aficionados futbolísticos, puesto que transcendió a noticia de alcance entre las que se produjeron en un año, que ya surgió conflictivo, que en lo musical y repasando esta lista de números 1 del año 1981 os podrá ubicar mejor con vuestros propios recuerdos, como escenario de fondo.

Y es que 1981 arrancó con la dimisión de Adolfo Suárez, debido a la insostenible situación dentro de su propio partido, los brutales atentados de ETA, la subida del paro y una crisis económica que duraba lo que llevábamos de transición. Coincidió la votación en el Congreso de Leopoldo Calvo Sotelo con el famoso 23F; y en marzo, el mismo día 1, tras horas de incertidumbre, RTVE y las emisoras de radio de la época daban la noticia del secuestro de Enrique Castro, Quini, que la opinión pública atribuyó sin dudar a algún grupo terrorista. Luego supimos que tres parados fueron los raptores del famoso futbolista, a quien el F.C. Barcelona había fichado recientemente, por una cifra millonaria para ese tiempo, procedente del Sporting de Gijón. La policía nacional dio con los secuestradores siguiendo la pista del dinero, y seguro que muchas retinas aún sostienen aquella imagen de un Quini debastado y con barba, al lado del entonces presidente del Barça, después de ser liberado de aquel zulo zaragozano, que antes fue el taller donde trabajaban los tres secuestradores.

Ya era un héroe nacional, mucho antes de que perdonase a aquellos hombres, de quienes no aceptó la debida indemnización impuesta e incluso llegó a conocer  a uno de ellos al terminar la condena, hecho que le hacía mucha ilusión, según sus palabras: “le prestó estar con él”. En este trailer de la película “El brujo frente al espejo”  que se estrenó en el año 2013 se pueden ver los aspectos más importantes de la vida de Quini, contados por él mismo.

Ese mismo año, en junio se aprobó la ley del divorcio, y en agosto se presentó el primer ordenador personal para comercializar, lo hizo la marca IBM. En septiembre el cuadro “Guernica” por fin volvió a España después de su exilio voluntario en señal de protesta por la dictadura de Franco y antes de que José María Juarranz de la Fuente, catedrático de geografía e historia de la Universidad Complutense de Madrid publicase hace solo unos días que el ‘Guernica’ no retrata la Guerra Civil, sino la crisis matrimonial de Picasso

Antes del Sporting de Gijón, Quini llevó el 11 a la espalda en el Bosco Ensidesa Juvenil de Avilés, y allí, al campo de la Toba volvió como profesional para dar algún pase y consejo a los chavales de su antiguo equipo. Como no le iban a querer, en Oviedo, Avilés, Gijón, en el Barça y allá donde tuvo ocasión de demostrar su calidad humana.

No hay nadie que se refiera al “Brujo” de otra forma que con apelativos cariñosos y amables. Tirando de hemerotecas locales, provinciales, nacionales e internacionales, Quini fue un hombre, un señor, y eso es cosa fácil de pronunciar una vez que la gente desaparece de este mundo, pero muy difícil en vida o si no fuera tan extrema su bondad, en este caso se cumplen ambos requisitos.

La Peña Barcelonista de Boñar organiza este homenaje a Quini, pero no es el único en el que participan, los aficionados del Barça de Boñar pudieron conocer el carácter afable y cercano del hombre, y el compromiso como exjugador, han sido algunas las veces que unos y otro han coincidido en celebraciones varias, además de estar unidos por amistad con algunos miembros de las peñas barcelonistas de la provincia, entre ellos con el presidente de la de Boñar, con Luis Alonso, o Bali para nosotros.

Seguramente que será una jornada, esa del día 7 de julio, para recordar. Lo que no cabe duda es el merecidísimo homenaje y lo acertado de este evento que los barcelonistas de Boñar dedican a un jugador que tanto les hizo disfrutar.

 

Gracias Bali , y gracias también a la Peña Barcelonista de Boñar.


Algunos enlaces de interés:


Post terminado escuchando esta canción: “Asturias” (Victor Manuel y Ana Belén)


Anuncios