COMO HOJAS DEL ÁLBUM DE FOTOS DE BOÑAR

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.”
(Jorge Luis Borges)

 

¿Con qué frecuencia abrimos un álbum de fotografías antiguo? ¿Una vez al año?, si el hacerlo es impulsado por el corazón y los recuerdos, por esa necesidad inexplicable de cerciorarse del orden y la existencia de algunas cosas, aunque ni lo sean ya.

Si nos ceñimos a lo nostálgico, con el álbum cerrado podemos reconocer la página donde, entre láminas autoadhesivas amarillentas, se encuentran nuestras fotos favoritas, en las que pudiera ser que ni siquiera nos encontremos nosotros: una de la Plaza con Negrillón y quiosco, otra en el Soto ochentero con esas personas que creías fusionadas a ti y la vida desarticuló en piezas con nula probabilidad de ensamblaje; hojas con huecos de fotografías y en la memoria incapaz de recomponerlos, a pesar del pie de foto a rotulador. Las que han pasado a marco de madera de boj en la pared más paseada de la casa y las que se quedaron en algún viejo portarretratos, de la era de la plata , en el cajón de “sin sitio”.

Rebasar el alto de Santa María del Condado, es como acercarse a la lata de las fotografías, estar dispuesto a lo que pase. Montañas limpias que se acercan, silencio, sol, azul y verdes, ni rastro de otoño por sitio ninguno a pesar de este día de San Francisco de Asís que debería estar más ataviado de algún tono amarillo y no todo tan sinople como lució.

Arboles del Soto en otoño sin otoño

Pasar las hojas es una incontrolada sucesión de emociones, distinguir épocas, saber de dificultades y felicidad, echar de menos, -y de más también-, tener miedo, sentirse bien y en ocasiones muy mal, verse guapo -y otras no tanto-, sentirse querido o abandonado, comprendido o traicionado. En las expresiones de una foto de las de antes, en las que no había capacidad de posar -ni de que salieran todos esos cacharros vacíos en la mesa-, estaba la esencia, como lo es acercándose un poco más al destino y buscar los rincones que permanecen casi intactos, poco icónicos, inadvertidos, pero más bonitos y verdaderos que ningún otro de los que nos empeñamos en sacar siempre, con sus cambios de temporada o autor.

A veces cierras el libro y solo has mirado un par de fotografías que te han alegrado el día, y aprovechas para revolver entre las cosas de ese viaje, en busca de una dirección de correo que quedó apuntada en el reverso de la publicidad del camping; otras no te cansas de mirar todas con mucho detenimiento, ocasiones de cierta desazón por la imposibilidad de comunicarse con alguna persona ya, hasta que Correos determine una tarifa hacia ese mundo entre nubes blancas.

Pasando el puente de Palazuelo, el continuo del azul no ha variado en cincuenta kilómetros, lo mismo que la temperatura, zarzas con frutos bruñidos por todos los rincones reconocidos, agua del color del cielo con ese sonido que mezcla tan bien con el silencio, moteros en el tendido de sombra de la entrada de Boñar, algún guaje con bici de patines en la plaza y caminantes bajo la verde arboleda del final de la Corredera.

Quince años de antigüedad tiene la última fotografía del último álbum de recuerdos que tengo, veinte el último recorte de prensa, los mismos que no me despierta el amanecer de Boñar, aún así, y si desaparecieran o se transformasen más lugares, aunque huérfanas quedaran solo las sombras de los pinos cubriendo las rocas con nombre propio del Pinar, por más que el lugar cambie y pese a que la memoria lo altere a conveniencia de vez en cuando, la infancia de cada uno es ese intenso y genuino recuerdo, como la expresión de las viejas fotos sin posado.

Hoy he visto casi todo el álbum, menos las fotos de eventos, claro,-las únicas que no me gustan-, y al cerrar la tapa el recuerdo ha sido bueno, bien guapo estaba Boñar hoy.

Canción sugerida para este post: I’m hanging up my heart for you  (Solomon Burke)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.