NIEBLA EN EL PORMA

Niebla en el pantano

     Una densa niebla cubría el municipio, respetando el límite de las copas de los árboles, algunas ya semidesnudas. A modo de enorme paraguas, uno camina sobre la hierba otoñal cubierta de hojas de chopo por aquí, enormes paños ocres formando espesas capas sobre el suelo por allá; piñas, acículas y pequeños palos escachados. Praderas con decenas de setas asomando curiosas alrededor de un tocón, otras esparcidas en la ladera de un pinar, minúsculas las que paren los excrementos de un animal herbívoro, o dando vista a coloridas matamoscas, las reinas del cuento.

     Llegando a este punto, la merienda debe ser ligera, más bien algo caliente y de pie, lo justo para rememorar otras, configurando la velocidad de transición del recuerdo con una duración corta.

 

Niebla en el muro del Pantano del Porma

     El verde de las orillas sin rastro de escarcha, hizo de guía del paseo en el que colores a los lados de la carretera, esos que uno sabe que, de un momento a otro, desaparecerán para ir mimetizándose con el gris del asfalto. Hasta la calzada con sus curvas imposibles, y su auto conservación no menos prodigiosa, es maravillosa cuando lo que puedes contemplar está limitado por un telón blanco, y pudiera parecer que los elementos de la naturaleza estuvieran recortados y luego coloreados a capricho, sin tonos medios.

 

Escaramujos y niebla en el pantano del Porma

     Escaramujos con las hojas enredadas por pequeñas telas de araña remojadas, convertido todo ello en un maravilloso dibujo unido por minúsculas gotas; espinas escurriendo agua y los frutos del rosal silvestre como decoración final del gris.  Se debe adivinar lo que tenemos a la vista, más allá de lo que podemos tocar. El resto es un ejercicio de memoria, cerrar los ojos, ver el cielo azul, unas pequeñas nubes blancas reflejando en el agua, los verdes y alberos reales y los que devuelve el pantano… y así va apareciendo el resto del escenario natural con el que, ayer, la niebla trasteaba así.

     Ahora solo hay que destaparse los ojos y mirar al frente, ya no resulta tan complicado ver.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.