“No progresas mejorando lo que ya esta hecho, sino esforzándote por lograr lo que aun queda por hacer”
(Khalil Gibran)

 

Me suelo perder muchos detalles por la costumbre, o ya ciertamente manía, de ir mirando hacia arriba, pero también es verdad que he descubierto cientos de nuevas perspectivas que se corresponden con maneras de entender la vida y no solo de captar una imagen. Los perros y gatos que asoman en los balcones no meditan sobre la luna o las estrellas, poco pueden esperar de astros y fases lunares, ni experimentan asombro alguno en el brillo que, a fuerza de mirar por la ventana noche tras noche, pueden distinguir. Los perros y gatos que asoman en los balcones miran hacia abajo, desde su privilegiada posición asisten al paseo matinal de sus congéneres ataviados de ropajes y ataduras y piensan en el progreso de su especie. Este rápido avance donde los humanos en las ciudades van recogiendo excrementos caninos y proveen sus despensas con todo tipo de artículos de lo más prescindible, mientras en los pueblos no ladra ni un alma.

En esos pueblos, donde van techando todo, con la excusa del frío, o de lo que sea, en esos pueblos, como el nuestro, donde los servicios son cubiertos por personal que se desplaza cada día desde la ciudad casi hasta alcanzar el centenar de puestos, desde sanitarios y maestros hasta funcionarios del Estado y empleados de otros establecimientos. Personas que cada mañana se cruzan con paisanos del pueblo que hacen el trayecto inverso, a la capital, para trabajar y que volverán a encontrarse a la vuelta con esos que tienen en Boñar su empleo estable, pero no lo habitan.

Casas en venta y alquiler, tejados caídos, fábricas sin producción, balneario sin ventanas, pueblo de agua con problemas de abastecimiento, montañas esperando gente, turistas en cola aguardando que se destape el cielo de la desidia, vecinos con ganas de pueblo, desasosegados por el futuro y arribistas en vísperas con programas aún en blanco, excepto festivos y otros rellenos.

Algo tuvo que fallar cuando en dos programas diferentes de radio, los políticos que representan a la Exma. Diputación de León, nombraron casi la totalidad de pueblos de la provincia y a Boñar no le tocó ni la aproximación, que ayer ni siquiera los Nicanores en el apartado gastronómico …

Vamos, hombre, miremos hacia arriba, que en una de estas se nos va a tapar el cielo con el Pico Cueto y todo, la cosa no es celar lo que ya tenemos, va a ser que habrá que complementarlo con lo que está queriendo brotar.

 

Nos van tapando el cielo con la excusa del frio, pero yo creo que son otras cosas…

 


 

Anuncios