A CARRERAS CON LA PRIMAVERA

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado.”
(Albert Einstein)

 

Mirad que habíamos empezado bien, los árboles habían florecido, aunque un poco a destiempo, había abejas libando a terno y ambo, las mariposas indígenas quedaban de maravilla coqueteando por encima de los lirios amarillos de las huertas, pero mal, fue comenzar la primavera y nos metieron prisa y revivió el invierno y se sucedieron noticias de desastres. “¡Una tercera, que viene!”, “¿República?”, “No, guerra, que hay unos que quieren pistola por paisano y sanidad para quien la pague”. “Si, pues hay otros que quieren subir el SMI y el IPC y a mí lo único que me sube es el azúcar y el colesterol!”, “Pues yo saco la bandera, no me arredro ante nada, que soy muy español”, Tú lo que eres muy tonto, yo también soy español y sin bandera, mira que pone aquí en el denei: nacionalidad española, ¿tu ves que lo haya yo tachao con typex o algo? ¡bobo!”, y lío, lío en la reunión de vecinos que no acabó más que con una bandera leonesista en una puerta, tres de España, -una con toro y otra con ave- en otras tantas viviendas y la republicana colgando al lado de la ropa interior de mis vecinas. Lío.

Y siguió bajando el termómetro y hasta pedrisco cayó y en esas, más lío. Los meteorólogos no se atreven a decirnos lo que ya sabemos por si los hosteleros se ofenden, porque a alguien hay que culpar, que en Semana Santa lo mismo llueve que hace sol,  y el pueblo mientras tanto tecleando sin parar the weather por si es más fiable que el tiempo, (más inglés sí), pero mucho, lo miramos cada media hora y vemos más desastre, unos se ven sin estrenar en jueves santo y otros sin pujar, los hay incluso que mucho más allá de todo prometen a la virgen no jurar ni siquiera en hebreo, a otros les resbala todo mientras haya limonada. Y más desastre. Todo a la carrera. Que llevas el voto de las generales a la oficina de Correos y ya estás solicitando el de las autonómicas y municipales y aquí es donde verdaderamente te das cuenta que sí hay mucho más que meditar, porque en estas están los paisanos delante del partido, o todo junto, y eso es doble lío…

 

"Primavera, pero poca"
Primavera pero poca

 

Y en esas estamos, a ver si esta noche -que empieza la primera carrera electoral de la primavera- todas las personas unidas podemos ingeniárnoslas para que los ciudadanos nos respetemos, por más populares, socialistas, animalistas o regionalistas que nos vayamos a mostrar en un papel blanco de diez y medio por catorce y medio y en otro sepia un poco más grande.

Anuncios