BOÑAR: MEMORIA Y LIBERTAD, con ANA CRISTINA RODRÍGUEZ e ISAMIL9

Yo estaba sana,
pero el hombre y el hambre
me dolían todos los días
(Del 36 al 39, Gloria Fuertes)

 

 

Toda la envidia que siento se basa en la admiración, sobre quienes no pierden el tiempo, esos que se ilustran, estudian, saben y además divulgan sus conocimientos, porque a fin de cuentas ¿quienes somos el resto para dudar de lo que desconocemos? más aún antes de entenderlo… Cosa de necios, me parece a mí, no tener parangón a la hora de porfiar historias sin habernos detenido un momento en conocerlas y luego guardar silencio, en vez de practicar eso tan enfermizo que hacemos los mortales de juzgar, juzgar a cada momento, sentar en el estrado de nuestros principios a quien se ponga delante solo con las etiquetas que, por la espalda, hayamos ido colocando.

Conocer, luego comprender y después convivir desencasillando, despojándonos de opiniones infundadas y de lo que suponemos que la sangre o la costumbre moldea y dota de contenido. Mejor conocer, escuchar y sentir. Mucho mejor todo eso para poner orden, nunca es tarde.

 

 

El próximo día siete de septiembre, en las escuelinas, se celebrará un acto titulado “Memoria y libertad: homenaje a las víctimas del franquismo”, en el que serán protagonistas la música y la palabra, la primera a cargo de una mujer difícil de definir por la elegancia que destila su presencia, la segunda todo eso y además paisana nuestra, de Boñar, con un currículum tan admirable y una vida tan intensa como reflejan sus ojos anegados de ilusión por la vida. La organización corre a cargo de Ana Cristina Rodríguez e Isamil9 y cuentan con la colaboración del Ayuntamiento de Boñar.

Como buenos anfitriones, os presento primero a Isabel Revilla del Río (Isamil9) :

 

Isamil9

 

Isabel (Isamil9) es una orgullosa hija de albañil y bordadora, natural de tierra de campos; encantada de tener dos pueblos y casi un tercero más si cuenta el de sus abuelos. Matadeón de los Oteros, Matallana de Valmadrigal y Santa Cristina de Valmadrigal son paisajes de adobe y tapial, palomares, bodegas excavadas bajo los “oteros”, extensiones cultivadas de cereal y vino, una restrafila infinita de fauna, referente ornitológico nacional, o ese reloj de sol del siglo XII, el más antiguo de la provincia. Tierra de campos tiene esa identidad propia de lo inimitable, es una paleta de colores desgranada a partir de uno solo, abrazado por el cielo y el inmenso horizonte, sin tropiezos. No es de extrañar que Isa esté tan agradecida con que la vida la haya parido en un lugar tan amable y a la vez tan desconocido para los propios leoneses (dicho sea de paso). Percibe la proximidad hacia sus raíces igual que la distancia que hay entre unos y otros.

Isabel es diplomada en Biblioteconomía y Documentación por la Universación de León y Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería. (Es miembro de la Asociación española de Enfermería y Salud).

Desde el año 2017, pertenece a la ARMH (Asociación para la recuperación de la memoria histórica), que como sabréis es una asociación española constituida en diciembre de 2000 y su objetivo principal es la localización de víctimas de la represión durante la Guerra Civil Española y la dictadura franquista. También de la Asociación Ay Carmela” de Burdeos (Francia), asociación memorialista de descendientes y amigos del exilio español republicano. Esta formación surgió como homenaje al combatiente republicano Manuel Antolín Agud, quien luchó en la Batalla del Ebro.

Forma parte de la Comisión de Cultura del Centro Obrero y Popular “El Candil” (León) y colabora con la Asociación DMD (Derecho a Morir Dignamente). Está considerada impulsora del grupo mil9_colectivoLiterario , que este año cumplirá diez años de vida.

 

Siente tantísimo respeto por los escritores que ni siquiera se considera una de ellos, ponerle letra a sus canciones no podría llamarse de otra manera, creo yo,  aunque ella prefiere denominarse “juntaletras”, la humildad le impide hablar de sí misma mucho más allá de las veces que adornó con su música sola o “bien arropadina” (como ella dice) en distintos puntos de la península, -muchas de esas actuaciones ligadas a su compromiso con la Memoria Histórica-. Sin premios ni galardones, a Isamil9 lo que más le gusta es leer las sensaciones que le transmite la gente en su  Cuaderno de Sentimientos, ese es el premio que más le satisface. Tiene un disco-libro rodando por ahí, quizás alguien esté interesado en adquirirlo, para ello puede ponerse en contacto con Isamil9_cantautora , o también ir a la Librería Galatea o a Sputnik Librería Café.

 

Y esta es nuestra Ana Cristina Rodríguez Guerra, quien se encarga de la charla titulada “Luces y sombras del pasado: violencia política en el partido judicial de La Vecilla (1936-1948)”.

 

Ana Cristina Rodríguez Guerra

 

Natural de Boñar, Ana Cristina nació hace solo un cuartín de siglo que es como ella estará acostumbrada a medir los tiempos, aunque este dato suyo sea muy pequeño para todo lo que llena su formación. Muy probablemente, aquel año para sus padres no hubiera carretes, pantallas, trípodes, fotómetros ni flashes de estudio suficientes para perpetuar cada segundo de la vida de Ana Cristina -ocupados también en rellenar los portafotos de cada casa con las primeras fotos de estudio, sin necesidad de desplazarse a la capital, de bebés, comulgantes y novios-.

Es graduada en Historia (tiene un premio extraordinario fin de carrera), además de un máster en investigación titulado “Máster en cultura europea: tradición y pervivencia”. En el marco del programa de formación en investigación de dicho máster desarrolló su primera investigación seria como investigadora que dio lugar al Trabajo de Fin de Máster “Historia y memoria: la represión franquista en el partido judicial de La Vecilla (1936 – 1945), calificado con un 10. En la actualidad se encuentra cursando el primer año de doctorado. Su tesis se titula “Mecanismos de exacción económica en la provincia de León durante la Guerra Civil y el primer Franquismo (1936 – 1951), está siendo dirigida por José Javier Rodríguez González, profesor de la universidad de León.

A lo largo de sus años académicos disfrutó de varias becas de formación en investigación, siendo la más importante la de colaboración concedida durante el curso académico 2015 – 2016. Como resultado de ella, elaboró su Trabajo de Fin de Grado (“Refugiados. Redes de evasión en la península ibérica durante la Segunda Guerra Mundial).

Esta historiadora ha formado parte en las últimas ediciones de los famosos y solicitados Cursos de verano de la Universidad de León, que el Ayuntamiento de Cistierna acoge allá por la segunda mitad de julio. De todos los aspectos tratados, “La actividad represora de las comisiones provinciales de incautación de bienes” es la ponencia de Ana Cristina.

 

Escuelas Nacionales de Boñar (León)

 

El acto del día 7 de septiembre tiene dos partes, la charla de Ana Cristina titulada: “Luces y sombras, violencia franquista en el partido judicial de La Vecilla (1936-1948)” ocupa la primera parte; en la segunda las dos intervinientes desarrollarán un homenaje a las víctimas del franquismo, mediante la palabra y la música. No faltarán alusiones al maestro José Fernandez de Boñar.

Por tanto, queda claro que no se trata de un ajuste de cuentas sobre ganadores o perdedores, ni vencidos bajo vencedores, el evento nos da la oportunidad de conocer (además de la mano de una paisana nuestra) una parte de la historia, que por más que a unos interese rescatar y a otros olvidar, tiene un enfoque didáctico encaminado a la divulgación. Nada más.
Será una lástima perdérselo bajo la recurrente excusa de bandos, creencias, ideologías y partidos, o utilizando el pretexto de estar cubierto por un paraguas de determinado color o la perpetuación de generaciones de una misma corriente ideológica, o el eximente de la culpa,  o el atajo del victimismo. Así mejor no,  por que de esa manera es precisamente como ayudamos a engrosar la impuesta franja herida que nos separa tan a menudo.

Aunque ellas, Isa y Ana, ya lo han hecho, Boñar donde más corre el agua también invita a asistir a este acto a particulares, Instituciones, partidos políticos -o solo políticos a título personal-, asociaciones y a cuántas personas estén interesadas en saber, disfrutar y sentir.

Caminar juntos, seguro que en Boñar podemos hacerlo bien. ¡Nos vemos!

 

Anuncios